Hantavirus

¿Cómo se contagia?

El contagio siempre está relacionado con la presencia de ratas, que son el único animal que puede transmitirlo. La forma más frecuente de contagio es por inhalación; ocurre cuando se respira en lugares abiertos o cerrados, como galpones, huertas o pastizales, donde las heces o la orina de los roedores infectados desprendieron el virus y contaminaron el lugar.

Sin embargo, no es la única manera de contraer la enfermedad. También es frecuente que el virus entre al organismo a través del contacto directo, es decir, al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores.

Al igual que sucede con otras enfermedades, como la rabia por ejemplo, el hantavirus también puede contraerse a través de la mordedura de la rata infectada. Por último, es importante tener en cuenta que la patología puede transmitirse por vía interhumana, es decir, de persona a persona a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de síntomas, a través de la vía aérea.
 

¿Cuáles son los síntomas?

La sintomatología de la enfermedad es muy similar a la de un estado gripal, por lo que la persona desarrolla fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. No obstante, no termina ahí, ya que después de algunos días también puede aparecer una dificultad respiratoria que puede agravarse y provocar lo que se conoce como “síndrome cardiopulmonar por hantavirus”. En estos casos, el cuadro se torna mucho más grave y puede incluso llevar a la muerte si la persona recibe la atención adecuada a tiempo.

 
¿Tiene tratamiento?

Es importante tener en cuenta que no existe tratamiento específico. Sin embargo, aquellos pacientes con síndrome cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidos en establecimientos hospitalarios, de preferencia con unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica.

 
¿Cuáles son las regiones afectadas?

En Argentina se han identificado cuatro regiones endémicas: el Norte -las provincias
de Salta y Jujuy-, el Centro -Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos-, el Noreste -sobre
todo en Misiones- y el Sur -Neuquén, Río Negro y Chubut-